San Ageo, Profeta, (Antiguo Testamento)

San Ageo, profeta, que en tiempo de Zorobabel, gobernador de Judá, amonestó al pueblo para que reedificase la casa del Señor, hacia la cual debía encaminarse el tesoro de todas las gentes.
La profecía de Ageo (en hebreo Jaggay) contiene cuatro oráculos, fechados todos ellos en Jerusalén el segundo año de Darío I (520). Eran los días en que los regresados del cautiverio por virtud del decreto de Ciro (538) tropezaban con serias dificultades, nacidas de las intrigas desarropadas por los enemigos de Judá cerca de las autoridades persas en contra de los judíos por haberles éstos negado derecho a participar en la reconstrucción del templo. A tales agobios vinieron a sumarse toda una serie de años de mala cosecha, que crearon un ambiente de desaliento y una situación angustiosa y triste. En tales circunstancias surgen las figuras de Zacarías y Ageo.
El primero de los oráculos es una exhortación a la reconstrucción mencionada. El segundo es una exaltación del nuevo templo, que será glorificado con la presencia del Mesías. El tercero es una promesa de bendiciones para los constructores del templo. El cuarto va dirigido personalmente a Zorobabel, el caudillo de la casa real de David, el ascendiente y tipo del Mesías, el elegido y siervo de Yahveh, sello del anillo en su mano derecha. Así, pues, una sola meta aparece en todo el escrito de Ageo, de acuerdo con las necesidades del momento: la edificación del templo.
El estilo de Ageo se caracteriza por la vehemencia y el tono polémico.
Fuente: Introducción al libro de Ageo en la Sagrada Bibila (traducción de José María Bover y Francisco Cantera -Biblioteca de Autores Cristianos (B.A.C.) Madrid –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

San Juan de Dios

Una persona simple,cuando tiene verdadero amor a Dios,puede realizar grandes hechos,y asimismo,alcanzar una elevada santidad Plinio María Solimeo Juan Ciudad Duarte nació en Montemor o

Leer más »

San Olegario, Obispo

Por muchas razones puede Barcelona, ciudad nobilísima de Cataluña, llamarse dichosa y afortunada, llenando cabalmente su primitivo nombre de Favencia, que significa «la favorecida ó

Leer más »

San Focas, Hortelano y Mártir

Fué san Focas natural de Sinope de la Morea, ciudad antigua, famosa y célebre, por muy abundante de esclarecidos varones, y filósofos insignes. El ejercicio,

Leer más »

San Casimiro, Confesor

Fué San Casimiro hijo del rey Casimiro de Polonia, y de Isabel de Austria, hija del emperador Alberto, los cuales tuvieron seis hijos varones; y el segundo fué Casimiro , que resplandeció entre

Leer más »