Santos Cincuenta Soldados, mártires

Resultado de imagen para patriarca de Jerusalén, Sofronio
San Sofronio

El 6 de noviembre del 638, en tiempo del emperador griego Heraclio en Constantinopla, tres años después de la conquista de Gaza por el comandante musulmán Ambrus, algunos meses después de la rendición de Jerusalén al califa Omar Ibn Al-Khattab de Damasco, fueron al martirio en Jerusalén 10 soldados cristianos y, del mismo grupo un mes después, 50 soldados cristianos en Gaza.
Los árabes musulmanes bajo el liderazgo de Omar, Califa de Damasco, comenzaron la conquista de la Tierra Santa en 634, en 635 capturaron, tras la batalla de Gaza, la ciudad costera y se enfrentaron al ejército cristiano en el año 636, en la batalla de Yarmuk; en la primavera del 638, luego de un corto asedio y sin derramamiento de sangre, fue entregada Jerusalén por el Patriarca Sofronio.
En la batalla de Gaza del 635, los soldados se habían rendido con la firma, por unos 60 miembros, de un documento donde se comprometían a dejar el libre paso a las tropas musulmanas. Sin embargo, esta capitulación ante el comandante de los árabes no fue mantenida por Ambrus, que ordenó a los 60 la inmediata apostasía del cristianismo, y el paso al Islam. Dado que se negaron, fueron separados de sus esposas, hijos y armas, encadenados y mantenidos en cautiverio. Después de treinta días fueron trasladados a Eleutheropolis (literalmente «Ciudad libre» o «de la libertad»), entonces una ciudad importante entre Gaza y Jerusalén, que había sido fundada hacia el 200 por Septimio Severo. Durante cinco meses los prisioneros fueron reclamados en repetidas ocasiones a la apostasía, y luego fueron llevados encadenados a Jerusalén.
El que había sido hasta entonces patriarca de Jerusalén, Sofronio, visita con frecuencia a los presos de noche y los alienta a perseverar en la fe. Después de diez meses el Emir de Jerusalén los pone de nuevo bajo las órdenes de Ambrus. Como advertencia del vigor de la orden de apostasía, toma diez soldados, entre ellos el oficial al mando Calinizo, y los ejecuta. La decapitación de los diez tuvo lugar el 6 de Noviembre del 638. Según la lista es evidente que pertenecían a dos grupos: los de los escitas y la de los voluntarios. Estos 10 mártires fueron enterrados en Jerusalén por el Patriarca Sofronio cerca de la tumba de san Esteban.
Treinta días después, el emir ordenó el envío a Gaza de los restantes 50. Y el 17 Diciembre del 638, hacia el mediodía, son asesinados por guerreros sarracenos. Los cristianos compraron luego los cuerpos, que fueron enterrados en Eleutheropolis, y se construyó sobre la fosa común una iglesia dedicada a la Santísima Trinidad. Estos son los 45 nombres que se conservan del grupo de los 50: Juan, Pablo, Juan, Pablo, Fotino, Zitas, Eugenio, Muselio, Juan, Esteban, Teodoro, Juan, Teodoro, hijo del precedente, Jorge, Teopento, Jorge, Sergio, Jorge, Teodoro, Ciríaco, Juan, Zitas, Filoxeno, Jorge, Juan y Jorge -todos de la cohorte de los Escitas-; Teodosio, Epifanio, Juan, Teodoro, Sergio, Jorge, Tomás, Esteban, Conón, Teodoro, Pablo, Juan, Jorge, Juan, Juan, Paulino, Cayumas, Abramio, Marmises y Marino -todos de la cohorte de los Voluntarios-.
Fuente: Traducido y resumido para El Testigo Fiel del Florilegium Martyrologii Romani, de Klaus Martin Reichenbach


Letanía a los santos militares

Kyrie, eleison
Christe, eleison
Kyrie, eleison

Christe, audinos
Christe, exaudinos

Pater de caelis, Deus     miserere nobis

Fili, Redemptor mundi, Deus,    miserere nobis

Spiritus Sancte, Deus    miserere nobis

Sancta Trinitas, unus Deus    miserere nobis

Nuestra Señora de Montserrat        ruega por nosotros

San Miguel, príncipe de las Milicias Celestes    rogad por nosotros

Santos Ángeles y Arcángeles    rogad por nosotros

San Juan Bautista    ruega por nosotros

San José    ruega por nosotros

Santos Patriarcas y Profetas    rogad por nosotros

Santos Apóstoles    rogad por nosotros

Todos los santos Doctores    rogad por nosotros

Padres de la Iglesia    rogad por nosotros

Padres del desierto    rogad por nosotros

Santos y Espíritus Bienaventurados    rogad por nosotros

Todos los santos Inocentes, mártires y vírgenes    rogad por nosotros

Todos los santos y beatos de congregaciones cristianas    rogad por nosotros

Todos los santos militares    rogad por nosotros

San Acacio de Bizancio, con los 14 santos auxiliadores    rogad por nosotros

San Adjutor, soldado devoto de María Magdalena    ruega por nosotros

San Adrián de Nicodemia, convertido al Cristianismo    ruega por nosotros

San Adventor de Turin, militar    ruega por nosotros

San Alejandro, que te negaste a postrarte ante los ídolos    ruega por nosotros

San Amón, militar    ruega por nosotros

San Andrés de Cilicia y Compañeros, convertidos al Cristianismo    rogad por nosotros

San Angilberto, que abandonaste lo militar por la vida monastica    ruega por nosotros

San Aquileo, mártir con tu compañero Nereo    rogad por nosotros

San Aquilino de Evreux, obispo    ruega por nosotros

San Arnould, évêque    ruega por nosotros

San Azás, mártir con otros ciento cincuenta soldados    rogad por nosotros

Santa Bárbara, con los 14 santos auxiliadores    rogad por nosotros

San Bernardo, oficial    ruega por nosotros

Beato Bertoldo militar admitido en los Carmes    ruega por nosotros

San Besa, soldado mártir    ruega por nosotros

Santos Bonose y Maximiliano    rogad por nosotros

San Cándido, compañero de San Mauricio    rogad por nosotros

Santos Carlerio de Sebaste, Estiriaco, Tobías, Eudoxio, Agapio & Cia    rogad por nosotros

Bienaventurado Carlomagno, rey    ruega por nosotros

San Dagoberto, rey    ruega por nosotros

Santo Domingo Nicolás Dinh Dat, que has muerto estrangulado    ruega por nosotros

San Dositeo, monje militar    ruega por nosotros

San Elzeardo, oficial    ruega por nosotros

San Esiquio de Dorostoso, mártir    ruega por nosotros

San Expédito, comandante de una legión romana    ruega por nosotros

San Exuperio, que animaste con tu fe a la legión tebana    ruega por nosotros

San Félix de Milán    ruega por nosotros

San Ferreol, soldado mártir    ruega por nosotros

San Francisco Tra Van Trung que has sido degollado    ruega por nosotros

Santa Genoveva devota de la oración    ruega por nosotros

San Gereón, soldado y mártir    ruega por nosotros

San Germán, oficial y después obispo    ruega por nosotros

San Germer, oficial y religioso    ruega por nosotros

San Gontrán, rey    ruega por nosotros

San Gordio, mártir    ruega por nosotros

San Guillermo, oficial    ruega por nosotros

San Gumaro de Lierre, que construiste un oratorio    ruega por nosotros

San Hermelando, militar    ruega por nosotros

San Hermias de Comana, mártir    ruega por nosotros

San Hilorome    ruega por nosotros

San Ignacio de Loyola, todo lo has hecho por la Gloria de Dios    ruega por nosotros

Santa Ingenes, mártir    ruega por nosotros

Santos Isquirión y Compañeros, mártires por la Fe    rogad por nosotros

San Jerónimo Emiliani, que fundaste los Clérigos Regulares    ruega por nosotros

San Jorge, con los 14 santos auxiliadores    rogad por nosotros

San José Le Dang Thi, que diste testimonio en la prisión    ruega por nosotros

Santa Juana de Arco    ruega por nosotros

San Leoncio de Trípoli, mártir    ruega por nosotros

San Livier, jefe de armada    ruega por nosotros

San Lucaire, soldado mártir    ruega por nosotros

San Luis, rey de Francia    ruega por nosotros

San Marcelo de León, degollado por ser cristiano    rogad por nosotros

Santa Marina, mártir    rogad por nosotros

San Marino de Cesárea, que fuiste decapitado    rogad por nosotros

San Martín de Tours, ofreciste la mitad de tu manto al pobre    rogad por nosotros

San Mauricio y Compañeros de la Legión tebena    rogad por nosotros

San Menas de Egipto, mártir    ruega por nosotros

San Nabor de Milán, mártir con san Félix    rogad por nosotros

Santos Nereo y Aquileo, jóvenes mártires    rogad por nosotros

San Nicotraste    ruega por nosotros

San Nivard, príncipe    ruega por nosotros

San Obicio, abrazaste una vida de penitencia    ruega por nosotros

San Octavio de Turín, soldado de la legion Tebea    ruega por nosotros

San Poliento, mártir    ruega por nosotros

San Quintín, oficial    ruega por nosotros

San Rafael de San José, extendiste la Orden del Carmelo en Polonia    ruega por nosotros

San Román, oficial y después obispo    ruega por nosotros

San Sebastián, preferiste la milicia de Cristo a la del emperador    ruega por nosotros

San Sigisberto, rey    ruega por nosotros

San Solutario de Turín, mártir    ruega por nosotros

San Teodoro de Bizancio, quemado por ser cristiano    ruega por nosotros

San Teodoro de Heraclea, mártir    ruega por nosotros

San Teófilo, mártir    ruega por nosotros

San Tipaso, mártir que te negaste a postrarte ante los dioses    ruega por nosotros

San Tolomeo, mártir    ruega por nosotros

San Vaudril, jefe de armada y religioso    ruega por nosotros

San Victor de Milán, mártir que fuiste decapitado    ruega por nosotros

San Vicente, militar    ruega por nosotros

San Vitricio, oficial y después obispo    ruega por nosotros

San Walberto, militar    ruega por nosotros

San Zenón de Filadelfia, mártir con San Zenas quien besó tus cadenas    rogad por nosotros

San Zenón, soldado y mártir    ruega por nosotros

Todos los santos y santas de Dios    interceded por nosotros

Muéstratenos propicio    perdónanos Señor

Muéstratenos propicio    escúchanos Señor

De todo mal    líbranos Señor

De todo pecado    líbranos Señor

De las asechanzas del diablo    líbranos Señor

De los espíritus de las tinieblas    líbranos Señor

De la muerte eterna    líbranos Señor

De los maestros que trabajan con lo oculto    líbranos Señor

De toda manipulación mental    líbranos Señor

De las sectas y corrientes esotéricas    líbranos Señor

De la brujería    líbranos Señor

Del espiritismo y de la adivinación    líbranos Señor

De las maldiciones    líbranos Señor

De todo tipo de perversión    líbranos Señor

De toda enfermedad causada por las fuerzas del mal    líbranos Señor

De todo peligro    líbranos Señor

Del suicidio    líbranos Señor

Del rencor    líbranos Señor

De todos los males del cuerpo, alma y espíritu    líbranos Señor

De todas las enfermedades físicas y psíquicas    líbranos Señor

De nuestros defectos    líbranos Señor

Sangre de Cristo    cúbrenos

Sangre de Cristo    protégenos

Sangre de Cristo    purifícanos

Sangre de Cristo    sálvanos

Espíritu Santo    lávanos

Espíritu Santo    ilumínanos

Espíritu Santo    sánanos

Espíritu Santo    guíanos

Espíritu Santo    llénanos de Tí

Espíritu Santo    instrúyenos

Espíritu Santo    regálanos tus siete dones

Per nativitatem tuam    libera nos, Domine

Per baptismum et sanctum jejunium    libera nos, Domine

Per crucem et passionem tuam    libera nos, Domine

Per sanctam resurrectionem tuam    libera nos, Domine

Per admirabilem ascensioem tuam    libera nos, Domine

Per adventum Spiritus Sancti Paracliti    libera nos, Domine

In die judicii    libera nos, Domine

Ut nobis indulgeas    te rogamos, audi nos

Ut ad veram poenitentiam nos perducere digneris    te rogamos, audi nos

Ut omnibus fidelibus defuntis requiem aeternam donare digneris    te rogamos audi nos

Ut nos exaudire digneris    te rogamos audi nos

Fili Dei    te rogamos audi nos

Agnus Dei, qui tollis peccata mundi    parce nobis, Domine

Agnus Dei, qui tollis peccata mundi    exaudi nos, Domine

Agnus Dei, qui tollis peccata mundi    miserere nobis

Christe, audi nos
Christe, exaudi nos

Kyrie, eleison
Christe, eleison
Kyrie, eleison

Colabora con nostros compartiendo...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

O invítanos un cafecito...

Invitame un café en cafecito.app

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Santa Teresa de Los Andes

Santa Teresa de los Andes nació en Santiago de Chile el 13 de julio de 1900. En la pila bautismal fue llamada Juana Enriqueta Josefina

Leer más »

Santa Gema Galgani

Santa Gema Galgano Sufrió la Pasión por amor a Jesús y a los pecadores. Beatificada en mayo de 1933 y canonizada por el Papa Pío

Leer más »

Santa Casilda, Virgen

Muchas iglesias de España celebran en este día la fiesta de Santa Casilda, princesa mora, hija del rey Almamún de Toledo. Habiéndose convertido a la

Leer más »

¡Detente Peste!

«¡Detente Peste!» Por la Hna. Marie de la Sagesse Sequeiros Como decía Cicerón en Acerca del orador, “la historia es luz de la verdad, vida de

Leer más »