Filial Súplica al Papa Francisco: ¡Atended el pedido de Nuestra Señora de Fátima y consagrad Rusia al Inmaculado Corazón de María!

Firme esta petición pidiendo al Papa Francisco que consagre Rusia al Inmaculado Corazón de María: https://www.consagracionrusia.org/es

Texto de la petición:

Beatísimo Padre;

     En la aparición del 13 de julio de 1917, Nuestra Señora dijo a los tres pastorcitos en Cova da Iria: “ Vendré a pedir la consagración de Rusia a  mi Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los primeros sábados.  Si atendieren  a  mis pedidos, Rusia se convertirá y tendrán paz; si no, esparcirá sus errores por el mundo, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia.”      

     El 13 de junio de 1929, en el convento de las hermanas Doroteas en Tui (España) adonde la Hermana Lucía había ingresado, Nuestra Señora le confió, en una nueva aparición: “Ha llegado el momento en que Dios pide al Santo Padre, hacer, en unión con todos los obispos del mundo, la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón, prometiendo salvarla por este medio”.

     El pedido fue transmitido oportunamente a la Santa Sede. Sin embargo, y a lo largo de los noventa años transcurridos desde su formalización, ninguno de los Papas sucesivos realizo dicha consagración en los términos pedidos por Nuestra Señora. Aunque algunas consagraciones se hubiesen aproximado a estos requisitos, ninguna de ellas fue hecha cumpliendo todos ellos. Y esto por motivos de índole natural antes que sobrenatural: primero fue juzgado “políticamente incorrecto” desagradar a uno de los aliados de la Segunda Guerra Mundial, después fue considerado perjudicial al progreso de los esfuerzos de aproximación ecuménica con el Patriarcado de Moscú; finalmente fue objetado que un acto de “consagración” solamente podría ser hecho en relación a Dios, pero no a Nuestra Señora, que debería contentarse apenas con un acto de “entrega” de personas, ciudades, naciones etc.

     La devastación que las fuerzas invasoras de Rusia están provocando en la heroica Ucrania y la amenaza a la paz mundial que el uso indiscriminado de armas cada vez más letales acarrea para el mundo, sugieren que todas las consagraciones hechas hasta aquí no fueron aceptadas por Nuestra Señora. De lo contrario, su promesa se hubiera cumplido, y Rusia ya se habría encaminado por la senda de la conversión y el mundo gozaría de perspectivas genuinas de paz.

     Esta situación, es la más crítica que atravesamos desde la Segunda Guerra Mundial, cuando las autoridades rusas y los analistas internacionales evocan la posibilidad de una guerra nuclear derivada del actual conflicto. Aún que el riesgo pueda disminuir su intensidad momentáneamente, se torna pues, imperioso, volver los ojos al Cielo y pedir el auxilio de Aquella que profetizo lo que está sucediendo y utilizar el medio indicado por Ella misma para apartar la hecatombe: la consagración de Rusia a su Inmaculado Corazón, hecha por el Papa en comunión con todos los obispos del mundo.

     Santo Padre, firmamos esta petición, en nombre de la sangre de las millares de víctimas de la agresión rusa, en nombre de las lágrimas de millones de ucranianos obligados a huir o que viven aterrorizados en sus hogares, en nombre de los millones de católicos del mundo entero que se compadecen de los sufrimientos de sus hermanos ucranianos, en nombre de todos los hombres rectos que desean la paz para el mundo, Os imploramos que uséis de la plenitud de vuestro poder apostólico y, convocando a todos los obispos del mundo a unirse a Vuestra Santidad, hagáis la consagración formal de Rusia al Inmaculado Corazón de María. Ha llegado la hora de dejar de lado las consideraciones estrictamente humanas y políticas y asumir la actitud sobrenatural de confianza filial en la eficacia del pedido de Nuestra Señora.

     Ya, durante el Concilio Vaticano II, hace más de cincuenta años, dos obispos brasileños presentaron una petición, inspirada y redactada por el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira, pidiendo esa consagración de Rusia. La petición fue firmada por 512 padres conciliares, pero la consagración no fue hecha. Dentro de esa continuidad histórica, presentamos esta filial súplica.

     Santo Padre, ¡ha llegado el momento de hacer esa consagración!  Si así los hiciereis, Nuestra Señora convertirá a Rusia y la traerá de vuelta para el seno de la Santa Iglesia Católica, que ella hace tantos siglos la abandonó. La Santísima Virgen se encargará de esa obra maravillosa haciendo reinar la paz en el foco de la guerra, y en un mundo pacificado reinará con su corazón de Madre: “Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará”.     Vuestro gesto de coraje habrá abierto la perspectiva grandiosa del Reino de María.

FIRMA LA PETICION DE SÚPLICA EN EL SIGUIENTE LINK: https://www.consagracionrusia.org/es

Colabora con nostros compartiendo...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

O invítanos un cafecito...

Invitame un café en cafecito.app

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Santos Miguel, Gabriel y Rafael, arcángeles

SAN MIGUEL Arcángel: Patrono de los artistas; personal de emergencia médica; paramédicos; radiólogos; radioterapeutas; oficiales de policía; fuerzas de seguridad; guardias de seguridad; soldados; paracaidistas;

Leer más »