Es propio de la Iglesia vivir entre luchas, dificultades y aflicciones

Están pues muy equivocados los que creen y esperan para la Iglesia, un estado permanente de plena tranquilidad, de prosperidad universal, y un reconocimiento práctico y unánime de su poder, sin contradicción alguna; pero es peor y más grave el error de aquellos que se engañan pensando que lograrán esta paz efímera disimulando los derechos y los intereses de la Iglesia, sacrificándolos a los intereses privados, disminuyéndolos injustamente, complaciendo al mundo “en donde domina enteramente el demonio” (1 Jn 5, 19), con el pretexto de simpatizar con los fautores de la novedad y atraerlos a la Iglesia, como si fuera posible la armonía entre la luz y las tinieblas, entre Cristo y el demonio.
Son éstos sueños de enfermos, alucinaciones que siempre han ocurrido y ocurrirán mientras haya soldados cobardes, que arrojen las armas a la sola presencia del enemigo, o traidores, que pretendan a toda costa hacer las paces con los contrarios, a saber, con el enemigo irreconciliable de Dios y de los hombres.
San Pío X, Encíclica Communium Rerum – Con motivo del Jubileo Sacerdotal del Papa y el octavo centenario de San Anselmo, 21 de abril de 1909
Fuente: El Perú necesita de Fátima http://www.fatima.pe/

 

Colabora con nostros compartiendo...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

O invítanos un cafecito...

Invitame un café en cafecito.app

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

San Arcadio, Mártir

  Nada seguro se dice en las actas que poseemos de San Arcadio, sobre el tiempo ni sobre el lugar de su martirio. Entre los

Leer más »

San Teodosio, Cenobiarca, Confesor

El bienaventurado padre san Teodosio, llamado cenobiarca, que en griego quiere decir: El principal, y como cabeza, y príncipe de los monjes, nació en una aldea de Capadocia,

Leer más »

San Marciano, Sacerdote

Fué san Marciano natural de Roma, hijo de padres muy nobles y ricos, los cuales se fueron á vivir á Constantinopla, corte entonces del imperio,

Leer más »

Santa Gudula, Vírgen

Fué santa Gudula hija de Wirgero, que era gran señor, y conde, y de Amalberga, que era hija de una hermana de Pipino, mayordomo mayor

Leer más »