CÓMO QUIERO MORIR

1. Cuándo llegue la muerte hasta mi lecho y empiece mi agonía, quiero morir fijando la mirada en la imagen bendita de María.

2. Quiero morir teniendo al sacerdote, de estola revestido, ungiendo con sus manos consagradas y con el óleo santo mis sentidos.

3. Quiero morir besando muchas veces mi amado crucifijo; puesta en Él mi esperanza y mi consuelo como de corazón a corazón; de padre a hijo.

4. Quiero morir contrito, arrepentido en confesión sincera; con el alma tranquila; indulgenciada por la Iglesia de Dios que es verdadera.

5. Quiero morir teniendo sobre el pecho el santo escapulario de mi Madre del Carmen y en las manos las cuentas y bendecidas de un Rosario.

6. Quiero morir sin odios ni rencores; con la paz a mi lado; otorgando perdón a mi enemigo y pidiendo perdón al ultrajado.

7. Quiero morir rezando fervoroso las santas letanías, repitiendo con ánimo tranquilo, amparadme, Jesús, José y María.

8. Quiero morir con mi Señor Unido sin penas ni tristezas; contento al esperar en la otra vida gozos sin fin y sin igual bellezas.

9. Quiero morir sin llantos ni dolores de los seres amados; no quiero recibir los homenajes de flores, ni alabanzas ni grabados. 

10. Quiero morir puesta la mente en el cielo; sin pensamientos vanos; pronunciando estas últimas palabras: “Mi espíritu, Señor, está en tus manos”. 

11. Así quiero morir y en Tí confío y en mi Madre María. No niegues, Jesús, lo que te pido, por tu cruz, tu Pasión y tu agonía. 

Colabora con nostros compartiendo...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

O invítanos un cafecito...

Invitame un café en cafecito.app

1 thought on “CÓMO QUIERO MORIR”

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

SAN ROMÁN, MÁRTIR

El día de la vigilia de San Lorenzo, que es á los 9 de agosto, hace la santa madre Iglesia conmemoración de san Román, mártir: el

Leer más »

San Cayetano de Thiene

Apóstol de la auténtica reforma católica Suscitado por la Providencia para combatir los efectos paganizantes del Renacimiento, fundó la Orden de los Teatinos para la

Leer más »