El milagro se repite: La sangre de San Genaro se licúa por completo en Nápoles

NAPOLES, 19 de septiembre de 2020/3:15 PM ( ACI Stampa ) . 

Se renueva el prodigio de San Gennaro . A las 10.01, el cardenal Crescenzio Sepe , arzobispo de Nápoles, abrió el caso y encontró que la sangre ya estaba disuelta. Una celebración anómala, posterior a la de mayo , en pleno encierro, que ni siquiera permitió la procesión en memoria de la traducción de las reliquias del Santo.

Asientos limitados en la catedral, con solo 200 personas entre celebrantes, autoridades y la tradicional diputación de San Gennaro , y sin las oraciones y cánticos de los fieles, que siempre han sido un rasgo característico de la celebración.

Los ciudadanos aún pudieron presenciar el milagro desde las pantallas gigantes o desde los 300 asientos instalados en el cementerio de la catedral . La sangre de San Genaro se derrite tres veces al año: el 19 de septiembre, día dedicado al santo; el 16 de diciembre; y el sábado que retrocede el primer domingo de mayo. Si la sangre no se derrite, esto se considera un mal presagio para la población.

En su homilía, el cardenal Sepe , quizás en una de sus últimas celebraciones solemnes antes de la jubilación, destacó que » después del encierro , nos estamos dando cuenta de que nada es igual que antes», porque nuestra «responsabilidad directa» ha crecido.

«El COVID 19 – dijo el Cardenal – siempre está al acecho, y otros virus infestan, no desde hoy, la vida cotidiana de Nápoles y nuestro territorio».

Y los virus son los de la «violencia», que se «practica con ligereza y crueldad», traicionando raíces que «están mucho más allá del cúmulo de males sociales que favorecen su explosión». Pero también «el peligro de injerencia y contaminación de la delincuencia común y organizada «; al «mal sembrado por quienes continúan persiguiendo la riqueza a través de la ilegalidad, el lucro, la corrupción y las estafas»; y las «consecuencias de la falta o insuficiencia del trabajo», así como «la tragedia de quienes, acostumbrados a vivir el día a día, también han visto fracasar esta precaria actividad y esta modesta renta».

Pero, ¿de dónde viene el culto a San Gennaro? Genaro era obispo de Benevento y sus reliquias fueron trasladadas a Nápoles. Dos vinagreras que contenían la sangre del mártir fueron entregadas al obispo por una mujer a quien habían sido confiadas antes de morir , y en recuerdo de las etapas del traslado se erigieron dos capillas, San Gennariello al Vomero y San Gennaro ad Antignano.

El culto al santo obispo se extendió rápidamente , tanto que la catacumba tuvo que ser ampliada, ya que los napolitanos iban con frecuencia allí en peregrinación para pedir la intercesión del santo. Lo hicieron en masa en 472 con motivo de una violenta erupción del Vesubio, y/o en 512, de nuevo tras una erupción, cuando fue el obispo de Nápoles Esteban I quien inició las oraciones.

La primera vez atestiguada en que ocurrió el milagro de la disolución de la sangre es la del 17 de agosto de 1389 , pero no se descarta que esto también sucediera anteriormente.

La veneración por San Genaro también ha llevado a reyes, nobles y todos los demás que han recibido gracias por su intercesión, o a su persona y familia o a la propia ciudad, a hacer regalos al santo, que componen el Tesoro de San Genaro, ahora guardado en la bóveda. de un banco porque es muy valioso. 

Una vez más, este sábado 19 de septiembre, la sangre de San Genaro, patrón de Nápoles, volvió a licuarse de forma milagrosa en el día en que la Iglesia celebra la fiesta de este mártir italiano.

A las 10:02, hora de Italia, el Cardenal Crescenzio Sepe, Arzobispo de Nápoles, anunció la repetición del milagro y destacó que, en esta ocasión, la sangre se ha vuelto completamente líquida, sin grumos, como ha sucedido en ocasiones anteriores.

“¡Sea alabado Jesucristo! Queridos amigos, queridos fieles todos. Una vez más, con alegría, con emoción, os informo de que la sangre de nuestro santo mártir patrón Genaro, se ha licuado. Completamente licuado, sin ningún grumo, como sucedió en los años pasados, signo del amor, de la bondad, de la misericordia de Dios y de la cercanía, de la amistad, de la fraternidad de nuestro San Genaro. Se de gloria a Dios y veneración a nuestro santo. Amén”, fueron las palabras del Cardenal desde la Catedral de Nápoles.

La licuefacción de la sangre de San Genaro

La licuefacción de la sangre de este santo es un fenómeno inexplicable que se produce tres veces al año: el sábado anterior al primer domingo de mayo, con motivo de la traslación de los restos del santo a Nápoles; el día de su fiesta litúrgica, el 19 de septiembre; y el 16 de diciembre, aniversario de la intercesión de San Genaro para evitar los efectos de la erupción del volcán Vesubio en el año 1631.

En diciembre del año 2016 no se produjo el milagro, lo cual provocó cierta preocupación entre los fieles. Aunque el hecho de que no se licúe se suele interpretar como el anuncio de un desastre, esto no siempre es así.

De hecho, el proceso no siempre se produce del mismo modo: a veces tarda varias horas, o incluso días, en licuarse. En otras, como en 2018, el milagro se produce antes de la celebración litúrgica, y en otras ocasiones, por motivos desconocidos, la sangre no se licúa.

El mismo Papa Francisco fue testigo del inexplicable fenómeno en marzo de 2015. En aquella ocasión, la sangre se licuó delante de la mirada del mismo Santo Padre fuera de las tres fechas indicadas. Por lo tanto, se trató de un hecho extraordinario que también se produjo en 1848 delante del Papa Pío IX.

El milagro no sucedió durante las visitas de San Juan Pablo II en 1979, ni de Benedicto XVI en 2007.

El martirio de San Genaro

San Genaro, patrono de Nápoles, fue Obispo de Benevento. Durante la persecución contra los cristianos fue hecho prisionero junto a sus compañeros y sometido a terribles torturas. Un día, él y sus amigos fueron arrojados a los leones, pero las bestias sólo rugieron sin acercárseles.

Entonces fueron tildados de usar magia y condenados a morir decapitados cerca de Pozzuoli, donde también fueron enterrados. Esto sucedió aproximadamente en el año 305.

Las reliquias de San Genaro fueron trasladadas a diferentes lugares hasta que finalmente llegaron a Nápoles en 1497.

Leer más sobre:

Fuente:
https://www.acistampa.com/story/napoli-il-sangue-di-san-gennaro-si-scioglie-di-nuovo-15034
https://www.aciprensa.com/noticias/el-milagro-vuelve-a-repetirse-la-sangre-de-san-genaro-se-licua-por-completo-en-napoles-31212

Colabora con nostros compartiendo...

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

O invítanos un cafecito...

Invitame un café en cafecito.app

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Santa Teresa de Los Andes

Santa Teresa de los Andes nació en Santiago de Chile el 13 de julio de 1900. En la pila bautismal fue llamada Juana Enriqueta Josefina

Leer más »

Santa Gema Galgani

Santa Gema Galgano Sufrió la Pasión por amor a Jesús y a los pecadores. Beatificada en mayo de 1933 y canonizada por el Papa Pío

Leer más »

Santa Casilda, Virgen

Muchas iglesias de España celebran en este día la fiesta de Santa Casilda, princesa mora, hija del rey Almamún de Toledo. Habiéndose convertido a la

Leer más »

¡Detente Peste!

«¡Detente Peste!» Por la Hna. Marie de la Sagesse Sequeiros Como decía Cicerón en Acerca del orador, “la historia es luz de la verdad, vida de

Leer más »